Danza – Paneuritmia

«Pan» significa todo, general, cósmico. «Eu», en su forma primitiva griega, significa cierto, supremo,  es de donde sale todo, es la sustancia, la realidad, la esencia del mundo. «Ritmia» significa la regularidad en los movimientos como también en todas las expresiones exteriores de las cosas.  Entonces, la palabra Paneuritmia, literalmente, significa: ritmo cósmico supremo. La Paneuritmia es la sublime armonía universal de los movimientos. Toda la vida es una Paneuritmia.

El Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov dice:

«Todo es ritmo en el universo y el ser humano, en sí mismo, pertenece a ese gran ritmo cósmico. De manera perceptible o no, todas sus funciones biológicas o psíquicas obedecen a las leyes del ritmo. Por su manera de vivir, por sus pensamientos, por sus sentimientos y sus actos, entra más o menos en armonía con el ritmo universal. La música, la danza, sólo son tentativas para entrar de nuevo en ese ritmo universal o para mantenerse dentro de él. Por esto, cada cultura atribuye a la música y a la danza un origen divino.

Al crear la Paneuritmia, el Maestro Peter Deunov nos dio los métodos que nos permiten armonizarnos con los ritmos más benéficos del universo. Porque sólo un Iniciado puede descubrir los movimientos y las sonoridades que corresponden a esos ritmos. Si profundizamos estos movimientos y sonoridades, se descubrirán principios y reglas que tienen sus correspondencias con la vida psíquica. Entonces, ustedes deben considerar la Paneuritmia como un método pedagógico. Danzar la Paneuritmia es aprender  a adaptar los pensamientos, los sentimientos y los  actos de uno a los ritmos más armónicos de la naturaleza.

Todos los gestos de la Paneuritmia, aunque sean muy sencillos, son de una gran belleza plástica; son el fruto de una profunda ciencia de las correspondencias que existen entre las estructuras psíquicas de los seres y las leyes acústicas. Vale la pena conocer el significado de esos gestos, de comprender cómo nos ponen en contacto con las formas y corrientes armónicas de la naturaleza. Incluso, si uno no conoce su sentido, puede sentir su acción benéfica, uno se siente apaciguado, reforzado.

La Paneuritmia ejerce su influencia a la vez en el cuerpo y en el espíritu. Cada gesto permite que las fuerzas acumuladas en nosotros se repartan armónicamente en todo nuestro ser».