Significado del Logotipo

Este símbolo representa una nueva forma del signo astrológico de acuario (el aguador), anunciando la nueva era de Acuario. Esta nueva época aporta corrientes nuevas de universalidad, de fraternidad, de unidad; será la época del saber experimentado. El símbolo de Acuario es un anciano que vierte agua de una urna. Este anciano es la sabiduría que vierte el agua de la vida.

El círculo representa el Sol. Y el Sol nos indica que la era nueva nos aportará, como él, la luz, el calor y la vida que simbolizan la sabiduría, el amor y los nuevos comportamientos. El Sol es el regente del signo de Leo, opuesto en el zodíaco al signo de Acuario. El Sol simboliza a Cristo, aporta una nueva edad de oro a la humanidad. Al igual que el círculo, el Sol es símbolo de la unidad, de la armonía y de la universalidad, pues da a todos por igual. Con ello encarna las verdades y principios que se encuentran en todas las grandes religiones, entre ellos el de fraternidad universal.

El ancla (de color azul: el cielo, el espíritu, la espiritualidad) es el símbolo de la fe que se agarra al elevado ideal solar, a la fuente de la vida. Es el símbolo de los navegantes que viajan por el océano de la vida y de la esperanza que nos une al mundo divino.

El agua representa una fuente que vierte su vida nueva, su pureza, su nitidez, su fuerza. El signo de Acuario, al ser un signo de aire, nos indica que esta agua es de naturaleza sutil, espiritual. Aliada al fuego del Sol, permite la expansión de los seres, mostrándoles el camino del segundo nacimiento: «Si un hombre no nace de agua y de espíritu (o de fuego), no puede entrar en el Reino de Dios», Juan 3:5.

Las manos nos enseñan la filosofía de dar. Son el símbolo de la generosidad, de la ayuda mutua fraternal, de la acción, de la aplicación, del trabajo que hay que hacer.

La cuerda es una conexión con la fuente de la vida. Reúne la noción de cadena viva de la Fraternidad y también la del elevado ideal que hay que alcanzar y que nos conecta con Dios.